Ser feliz no es sonreír las 24 horas del día

Uno de los errores más comunes cuando se habla de felicidad es pensar erróneamente que ser feliz es sonreír las 24 horas del día, pero nada puede estar más alejado de la verdad porque aunque reír sí aporta positivamente a tus índices de felicidad, la acción está más relacionada con la alegra que con la felicidad en sí misma y una cosa es estar alegre y otra muy diferente es estar feliz.

Ahora bien, también es muy común asociar la felicidad con dinero, comodidad, placer, reconocimiento o realización, donde es importante precisar que estos elementos son importantes pero no lo son todo en este sentido, porque incluso teniéndolos todos podrías ser no ser feliz.

Pero entonces ¿qué es la felicidad? Pues bien, por un lado se podría decir que es el estado de ánimo que una persona tiene al sentirte plenamente satisfecha, pero por el otro, la felicidad también está asociada a lo que hace sentido para cada quien. Es decir, a ti te pueden hacer sentido las películas románticas y a otra persona las películas de acción. Es así como la respuesta a la pregunta la encuentras en la mezcla del concepto más lo que para ti signifique la felicidad, tu felicidad.

Y en este punto, es importante que relaciones la felicidad con tu actitud frente a la vida porque en últimas y con base en lo que hemos mencionado, la felicidad consiste en una decisión individual de vivir cada instante de la vida de forma plena, más allá de las circunstancias, donde vale la pena precisar algunas cosas:

  • Está bien sentirse triste alguna vez.
  • No se pude pretender ser feliz si unas condiciones mínimas no están dadas.
  • La felicidad no es una idea romántica, debe ser una realidad en la vida.

Desde luego que ser feliz no es tan simple como despertar un día y decir "...de hoy en adelante voy a ser la persona más feliz del mundo...". No, es mucho más que eso. Ser feliz es tener buena actitud, buenos hábitos de vida y ganas de vivir plenamente.

Los comentarios están cerrados.